Claves para una contraseña segura

Noticias que pueden interesarte

La Seguridad en Cloud

Las organizaciones ya utilizan soluciones en el Cloud

En el ‘renting’ tecnológico

 Todo son ventajas, incluso las fiscales

Cómo utilizar mejor la tecnología para beneficio de tu empresa

Implementar cambios tecnológicos permite a las empresas bajar costes y reinvertir en áreas estratégicas

Cómo proteger nuestras contraseñas

Todos tus datos pueden verse comprometidos, y, por tanto, tus cuentas están  expuestas en Internet. Es por ello  esvital, tener una contraseña segura

Esto es un problema real que nos debería preocupar a cada uno de nosotros. Alguien con tus datos de Facebook puede hacerse pasar por ti, para, por ejemplo, pedirle dinero a un familiar tuyo. También podrían robarte la cuenta bancaria, con todo lo que como ya te podrás imaginar va a conllevar.

Los riesgos de seguridad digital nos afectan cada vez más en nuestra propia vida y en el entorno laboral, pueden ponernos, a nosotros, o a nuestra empresa, en un verdadero problema, haciendo que perdamos el trabajo o divulgando información sensible de gran importancia.

A sabiendas de todo esto, lo mejor que podemos hacer es intentar crear contraseñas para nuestros servicios lo más complejas y seguras posibles.

Apunta estos consejos para tener una contraseña segura:

  • Las contraseñas deben ser distintas para cada servicio.
  • Cada contraseña debe contar, al menos, con 8 caracteres alfanuméricos que incluyan como mínimo algún carácter de puntuación, alguna mayúscula, alguna minúscula y algún número.
  • Las contraseñas no deberían ser creadas con palabras o datos(fechas, nombres propios, etc.) reales, ya que hay sistemas para descubrir contraseñas en base al conocimiento que tenemos del usuario.

Como puedes ver, cumplir todo esto no es algo precisamente fácil de hacer y menos aún en todas y cada una de nuestras cuentas digitales, ya que requiere conocimientos técnicos y además hace que estas contraseñas no sean sencillas de recordar.

Ahí es donde una Consultoría y puede encargarse de asesorar, crear y almacenar de forma segura contraseñas para todos los servicios, y éstas contarán con las medidas de seguridad adecuadas.

De esta manera, tener una contraseña segura, más sencillo y útil imposible.

Otras noticias que pueden interesarte

Invertir en ciberseguridad: la necesidad obligatoria

La ciberseguridad es un elemento crucial para el correcto funcionamiento de cualquier tipo de organización hoy en día. Sin ella, muchas podrían desparecer con un único ciberataque. Por ello invertir en ciberseguridad nunca será un gasto.

Mantenimiento informático para empresas, una necesidad llena de ventajas

Tanto las pequeñas como las medianas empresas, por lo general carecen de un especialista informático en plantilla, ya que, sería muy costoso para su volumen de negocio. Por este motivo, recurren a empresas externas para el mantenimiento de sus sistemas informáticos.

Productos Reacondicionados

Los productos reacondicionados son, básicamente, artículos de cualquier índole que han sido devueltos porque no cumplían con todos los estándares de calidad.

Tras haber sido revisados y sometidos a dicho reacondicionamiento pueden volver a ponerse a la venta.

¿Qué es una IP?

Sus siglas significan “Protocolo de Internet”. Se trata de un estándar que se emplea para el envío y recepción de información mediante una red.

Hay dos tipos de IP: pública y privada.

La IP pública es el identificador de nuestra red desde el exterior, por ejemplo, la IP de nuestro router que es visible desde fuera. La IP privada es la que identifica a cada uno de los dispositivos conectados a nuestra red, por ejemplo, cada una de las direcciones IP que el router asigna a cada dispositivo conectado a él.

¿Qué es una DNS?

De sus siglas «Sistema de nombres de dominio». Es una tecnología basada en una base de datos que sirve para traducir los nombres de dominio en direcciones IP en las redes, es decir, para conocer la dirección IP de la máquina donde está alojado el dominio al que queremos acceder.

Debido a que los nombres de dominio son alfabéticos, son más fáciles de recordar. Las direcciones en internet, sin embargo, se basan realmente en direcciones IP.

Un ejemplo muy clásico, es lo que sucede cuando nuestro ordenador o dispositivo móvil cuando se conectan a un router, éste asigna las direcciones de red a cada  dispositivo conectado.

Diferencias entre SSD y Disco duro

La mayor diferencia se encuentra en el funcionamiento que tiene cada uno:

Los Discos duros (HDD), guardan los datos en placas de metal magnetizadas, que están girando todo el tiempo y cada vez que el ordenador quiere buscar algo, el dispositivo utiliza el «cabezal» para ubicar la posición donde se archivó dicha información.

Sin embargo los SSD, nunca se mueven, de ahí su nombre de «estado sólido», es decir, utiliza memoria no volátil, como la memoria flash, almacenan los datos creando bloques y cada vez que el ordenador quiere acceder a ella lo muestra sin necesidad de mecanismos móviles como en las HDD, lo que permite que el acceso a la información sea mucho más rápido en un SSD que en un HDD.

¿Qué es una URL?

URL (Uniform Resource Locator), es la secuencia estándar de caracteres que identifica y permite localizar y recuperar una información determinada en Internet. Eso que escribimos en la casilla del navegador o explorador para visitar una página web determinada, comúnmente referido como “dirección”, es justamente su URL.

Por eso, cuando visitamos una página web, introducimos su dirección y la recibimos en el navegador, en cada fotografía, texto o recurso de algún tipo tiene también una URL asociada, con la cual se enlaza con la página web como un todo.

Además, al hacer clic en un determinado hipervínculo, éste nos llevará a otra dirección URL, ya sea de una nueva página web o dentro de la misma.

En resumidas cuentas, la URL es una dirección específica dentro de Internet que nos sirve para localizar los distintos datos e informaciones cuando realizamos una consulta on-line.

Diferencias entre http y https

Las siglas HTTP (Hypertext Transfer Protocol), es un protocolo de comunicación que permite la transferencia de información en Internet.

Gracias al protocolo HTTP es posible la transferencia de información entre el navegador del usuario y el servidor donde se aloja una página web, plataforma web, e.t.c.

Pero la diferencia que radica entre ambas, no sólo es la «s», sino que dicha «s» nos indica la seguridad.

El protocolo HTTPS impide que otros usuarios puedan interceptar la información que se transfiere entre el cliente y el servidor web.

Por lo tanto, si accedéis a una página web que no tenga protocolo HTTPS, desconfiad, ya que la información que circula entre ambas puede ser captada por terceros.

Por último recordar que para que tu web tenga el protocolo HTTPS es necesario tener instalado un Certificado SSL, que es el encargado de cifrar o encrptar las conexiones entre el nevegador y el sevidor de esta forma nadie puede interceptar la información que se transfiere entre ambos.